¿Cuál es la vía o herramienta para conocernos claramente y acceder a la Paz que somos en esencia?

Muchas tradiciones enfatizan la importancia del auto-conocimiento en las etapas tempranas de este camino de auto-descubrimiento. Y este camino de auto-descubrimiento es la búsqueda de qué es aquello en nosotros que es esencial.

¿Y cómo saber que hemos encontrado nuestra esencia?

La esencia de cualquier cosa es esa cualidad, núcleo o aspecto de la misma que no puede ser eliminado ni añadido.

Al comenzar esta auto-exploración de qué es aquello que somos, una de las primeras capas que encontramos son los pensamientos.

Sin embargo, si nos fijamos bien, no podemos decir que los pensamientos son una parte esencial de nosotros, porque surgen, existen brevemente y pronto desaparecen. Ningún pensamiento a estado con nosotros toda la vida.

De esta forma, ningún pensamiento puede ser parte de nuestra esencia.

Lo mismo podemos decir de la siguiente capa: los sentimientos. Estos duran un poco más que los pensamientos, pero igualmente surgen, existen brevemente y desaparecen, por lo que tampoco son parte de nuestra esencia.

¿Cuál es la siguiente capa en nuestra exploración? Las sensaciones corporales: el hormigeo tintineante de la plante de nuestros pies, la sensación de temperatura en nuestra piel, la sensación de hambre o de sed, las experiencias de dolor o placer, …

Sin embargo, todas estas sensaciones, sin importar cuán intensas o íntimas puedan ser, no están siempre presentes en cada uno de nosotros. Igualmente son impermanentes: surgen, permanecen, cambian y desaparecen. Por lo tanto, tampoco pueden ser parte esencial de aquello que en esencia somos.

Y así el camino de auto-descubrimiento consiste en investigar de esta manera, capa tras capa de nuestra experiencia. Y a medida que nos internamos en niveles cada vez más profundos vamos descartando todo aquello que no es esencial para nosotros eventualmente llegamos a la simple experiencia de Ser, la experiencia de estar presente y la experiencia de ser conscientes.

RESUMEN:

- La herramienta para conocernos claramente es la vía del auto-conocimiento.
- La vía del auto-conocimiento consiste en investigar qué es aquello que es esencial en nosotros.
- Aquello que es esencial en nosotros es aquello que no nos pueden quitar ni nos pueden dar.
- Nuestros pensamientos no son nuestra esencia.
- Nuestas emociones no son nuestra esencia.
- Nuestras sensaciones corporales no son nuestra esencia.
- Nuestra esencia es la simple experiencia de Ser, de ser Presencia Consciente.

Lecturas adicionales para profundizar en el tema: