Si somos Paz y Dicha en nuestra esencia, ¿por qué no la experimentamos todo el tiempo?

Si es cierto que somos Paz y Dicha en esencia, y evidentemente me experimento a mi mismo/a todo el tiempo, es decir, evidentemente siempre soy -yo mismo/a-, entonces debería experimentar siempre esta Paz y Dicha.

Pero todos sabemos que este no es el caso.

El entendimiento no-dual sugiere como respuesta a esta pregunta es que aunque todos nos conocemos a nosotros mismos, sólo nos conocemos hasta cierto punto.

Es decir, no todos nos conocemos a nosotros mismos claramente.

No todos conocen su Ser esencial.

Y es por esta razón que la Paz y la Dicha que son la esencia de cada uno de los seres humanos no está accesible o al alcance siempre o en todo momento.

Todos se conocen a sí mismo, pero no todos se conocen a sí mismo claramente.

Y es esta falta de claridad en el conocimiento de nosotros mismos la causa del oscurecimiento o la opacidad de nuestra Paz esencial.